BLOG

¿Cómo construir mi equipo de trabajo?

Año con año, nuevos negocios salen al mercado y, lo que al principio parece ser un maravilloso proyecto, lamentablemente termina cerrando al poco tiempo. Existen múltiples factores como tener un plan de negocios adecuado o contar con el capital suficiente, sin embargo, hay uno que es altamente decisivo en el éxito a largo plazo de una empresa: contratar a las personas correctas. Si emprender es uno de tus planes para este 2022, seguramente ya te has preguntado “¿Cómo debo construir mi equipo de trabajo?”. No te preocupes, hoy te lo explicamos.

¿Por qué es importante?

Uno de los errores más comunes de los emprendedores es pensar que pueden hacerse cargo de todo ellos solos. Por muy innovadora que sea la idea y por mucha experiencia que tengas, no será un negocio adecuado sin un equipo dinámico y comprometido que trabaje cohesivamente para alcanzar las metas de la empresa.
Cuando entrevistan a los jugadores en la final de un torneo de futbol, frecuentemente señalan que la clave del éxito es el trabajo en equipo. Lo mismo sucede en el mundo de los negocios, las empresas con equipos de alto rendimiento son más productivos.
Construir un equipo efectivo de trabajo se traduce en empleados más comprometidos, lo cuál fortalecerá la cultura empresarial y los impulsará a lograr mejores resultados. Piensa en este paso como una de las mejores inversiones que puedas hacer por tu negocio.

¿Cómo construir mi equipo de trabajo?

Construir un equipo efectivo de trabajo implica mucho más que solo reunir integrantes talentosos. Sus miembros deben estar dispuestos a compartir ideas, generar soluciones eficientes y resolver problemas en el día a día.
Como líder, debes guiar a tu equipo con un fuerte sentido de los valores, objetivos y código de ética. Sin ello, los empleados no son nada más que compañeros de trabajo. Depende de ti que se conviertan en un verdadero equipo de trabajo. A continuación te compartimos unas recomendaciones para lograrlo. Let’s make it happen!

Be SMART!

Hay que ser inteligentes en la adquisición de talento, pero no nos referimos específicamente a eso. Antes de seleccionar a las personas que formarán parte de tu equipo, debes tener claro los objetivos de la empresa a nivel financiero, comercial, de marketing, etc.
Una excelente forma de lograrlo es a través del modelo SMART (Specific, Measurable, Achievable, Relevant y Timely) que propone establecer objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y que se puedan realizar a tiempo.
Una vez que definas hacia dónde vas, será mucho más sencillo saber el tipo de profesionales que necesitas para llegar hasta ahí.

Definir roles

Los equipos tienden a trabajar de una forma más óptima cuando cada miembro es responsable de contribuir en tareas específicas. Al tener bien claros sus roles, los integrantes se pueden enfocar en cumplir sus tareas individuales y seguir flujos de trabajo.

Compartir metas en común

Es difícil trabajar en equipo si no se comparten metas en común. Compartir un mismo objetivo no solo hace que este sea alcanzable, sino que también cohesiona y proporciona un rumbo al grupo.
Además, cuando los miembros están comprometidos con la organización, mayor es la motivación para entregar su mejor esfuerzo y desarrollar todo su potencial.

Promover la diversidad

Un verdadero líder no es el que toma decisiones arbitrarias, sino aquel que escucha a su equipo y establece métodos para tomar. Cada miembro tiene distintas habilidades, conocimientos y niveles de experiencia profesional, por lo que es importante alentar a que expresen sus puntos de vista.
La lluvia de ideas o brainstorming además de ser una excelente práctica para generación de estrategias, promueve la interacción entre los miembros del grupo y potencia la creatividad.

Herramientas tecnológicas

Es vital que como equipo, todos cuenten con las herramientras necesarias para desempeñar sus actividades, ya que con ellas serán aún más eficientes y productivos.
Además de proporcionar el software indispensable, considera implementar el uso de aplicaciones como Slack, que permite enviar mensajes en tiempo real y compartir archivos entre los distintos departamentos y miembros de un equipo.

Cultura de colaboración

Si escuchas las palabras “Ese no es mi trabajo”, tenemos problemas. No hay nada mejor que establecer una cultura de apoyo y colaboración entre tus compañeros, y esto siempre debe iniciar desde el líder.
En vez de imponer castigos o señalar constantemente las debilidades del equipo, aplica tácticas positivas para obtener mejores resultados. Considera agendar juntas individuales, reconocer y premiar sus esfuerzos, invertir en capacitaciones y chequeos regulares, mantener una relación de comunicación basada en el respeto y definir los objetivos de cada integrante de la forma más clara posible.

Ready, set, go!

Al iniciar un nuevo proyecto, la pregunta “¿Cómo construir mi equipo de trabajo?” es de las más frecuentes e inquietantes, sin embargo, no es una labor imposible. Recuerda que todos los miembros deben estar unidos por una visión inspiradora que los motive a alcanzar los objetivos de la organización.
Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda, ¡no olvides dejar tus comentarios!

POST RELACIONADOS

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

Se está alzando ya la voz sobre el cuidado mental tanto para la vida profesional como personal y comenzar a tener más conciencia ante ello para rendir en el día, estar sano con uno mismo, encontrar un equilibrio. Bueno, ahorita no entraremos tanto a detalle, pero...

¡Suscríbete al Newsletter!

Comentarios

0 Comments