¿Cómo utilizar el email marketing para impulsar tus ventas?

Índice

Aunque existe la idea de que el email marketing es cosa del pasado, en realidad es una excelente herramienta para aumentar las ventas de tu empresa y contribuir a tu presencia en el mundo digital.

Esta técnica de marketing es catalogada como una de las más rentables y eficientes que existen, y es el canal más efectivo en cuanto al ROI. Gracias a su alto volúmen de distribución y baja inversión, los correos electrónicos son sumamente poderosos. Pero como un sabio alguna vez dijo… Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Así que el día de hoy te enseñaremos a utilizar el email marketing de manera correcta y evitar que corras el riesgo de caer en la categoría de spam o perderte en un océano de correos en la bandeja de tu cliente.

¿Por qué es necesario el email marketing para tu negocio?

Sabemos que todas las compañías pelean por la atención del usuario y van detrás del mismo objetivo: vender. Pero ¿qué hace que un correo cautive al cliente y resalte sobre el resto? Es sencillo, es el nivel de creatividad, innovación y personalización utilizado.

Estas 3 características te ayudarán a escalar las ventas de tu ecommerce y lograr la fidelización de tus clientes. Pero antes de fidelizar a tus clientes debes construir y estrechar tu relación con ellos, tanto con los actuales como con los potenciales.

El correo electrónico es muy directo y permite entablar una conversación con el usuario 1:1, además de que el contenido es sumamente personalizable y segmentable de acuerdo a la audiencia a la que va dirigido.

Otro motivo por el cual te recomendamos usar el email marketing es por su capacidad para obtener datos de los visitantes de tu sitio, contactarlos y mantenerlos lo suficiente interesados para hacer una compra. El correo nos ayuda a lograr que el el lead se convierta en cliente y pueda atravesar exitosamente todo el funnel de venta.

Tipos de email marketing

Si no estás seguro de los usos que puedes darle al email marketing, a continuación te mostramos los 3 tipos de correos básicos que puedes mandar para adquirir y retener clientes.

  1. Email de Bienvenida

Cuando un nuevo cliente comience a utilizar algunos de tus productos o servicios, la mejor manera de recibirlos es con un correo de bienvenida. Hazle sentir a tu cliente que es parte de una comunidad. También puedes incluir una pequeño resumen de la empresa y/o tus productos populares, además de tus perfiles en redes sociales.

  1. Email promocional

Este tipo de correos buscan promover una oferta, ofrecer descuentos, anunciar un nuevo producto/servicio o incentivar al cliente de alguna manera a realizar una acción. Para este formato lo ideal es incluir contenido multimedia para una mayor claridad de lo que se oferta y llamar más la atención del usuario.

  1. Newsletter

Si tu empresa cuenta con un blog o plataforma de contenido informativo, puedes compartirlo mediante este tipo de correo, el cual tiene un formato de texto más largo y completo. Recuerda no enfocarlo hacia tu producto o tu marca, si no enfocarte en contenido relevante para tu consumidor que le ayude a resolver un problema.

Tips para crear una estrategia de email marketing exitosa

Cuida las primeras impresiones

La persona que recibe un correo se fijará en 2 aspectos principales al recibirlo:

  1. ¿Quién lo envía?
  2. ¿Cuál es el asunto?

Por este motivo, antes de desarrollar tu estrategia de email marketing asegúrate de que tus correos se envíen mediante un email profesional que genere credibilidad en tu empresa. Una forma en la que tu marca puede mostrarse comprometida con la comunicación es utilizando un dominio personalizado (ej. @tuempresa.com) en lugar de los dominios tradicionales.

Y en cuanto al asunto, recuerda que ese pequeño pedazo de texto es lo que captará la atención y/o nivel de interés del usuario. Si no aprendes a redactar buenos asuntos correras el alto riesgo de ser ignorado.

Para crear un asunto de impacto te recomendamos seguir algunos de estos tips:

  • Háblale directamente a tu cliente
  • Mantén tu asunto corto para evitar que se corte en algún dispositivo
  • Se transparente sobre lo que trata tu mail

Arma tu lista de correos

El primer paso para realizar envíos de email marketing es tener los contactos adecuados para hacerlo. Y para encontrarlos debes buscar la manera de que te proporcionen sus datos voluntariamente. A estas personas se les conoce como leads.

La forma ideal de atraerlos naturalmente hacia ti es con un lead magnet, es decir, un beneficio a cambio de suscribirse a tu lista de correos. Uno de ellos puede ser el acceso a ofertas especiales, contenido informativo, descuentos, etc.

Para lograr que tus leads se conviertan en clientes debes establecer una relación con ellos. Ser directo y transparente te ayudará a ganar su confianza, al igual que ofrecer contenido de valor y/o beneficios te ayudará a ganar su interés.

Segmenta tus correos

Una vez que tengas tu lista de correos asegúrate de segmentar a tus de leads para optimizar tus campañas de email marketing. Puedes crear diferentes variaciones de correos y dirigirlos a los distintos tipos de usuarios que hayas identificado en tu lista.

Quienes reciben tus correos usualmente se encuentran en distintas etapas del funnel de ventas, desde aquella persona que acaba de suscribirse hasta el que hace compras recurrentes. Por ese motivo necesitan contenido que vaya de acuerdo a sus necesidades.

Otro factor que debes considerar es el perfil demográfico de tus contactos, dentro del cual se incluyen características como edad, género, nacionalidad, localidad u ocupación. 

Adicional a sus características deberás usar las métricas y estadísticas de tu sitio web o redes sociales, para evaluar el comportamiento de tus contactos y monitorear sus dudas, intereses y actividad.

Una correcta segmentación demostrará a tus clientes tu dedicación y atención para entregarles información relevante, lo cual naturalmente ayudará con el engagement o interacción de tus contactos.

Haz un cronograma de envío

La organización y estructura del área de marketing es vital para hacer funcionar tu estrategia de correos. Te recomendamos crear un cronograma de envíos que se adapte a tu embudo de ventas.

Para eso deberás definir los temas que quieres tratar, la información que incluirás y la manera correcta en la que llegará a tu público. También podrás clasificar tus mails de acuerdo a la intención (newsletter, bienvenida, promoción, etc…), controlar la distribución y variación del tipo de correos que enviará.

A medida que averigues la estructura de tu plan, los contenidos enviados se vuelven más específicos y acertados, por lo que la relación con tu cliente crece. Una vez que tengas definida tu planeación puedes empezar a pensar en la automatización de tus campañas.

Automatizar tus correos asegurará que tu secuencia de mails se envíen en el orden y tiempo de tu preferencia a los usuarios correctos. La dosificación de los envíos ayudará a evitar olvidos y garantizar constancia, lo cual mantendrá a tu empresa en la mente del consumidor constantemente.

Invierte en la personalización

El gran volumen de material de comunicación que reciben tus clientes por parte de miles de empresas puede resultar abrumador. Y sin ayuda de la personalización es probable que tu correo termine ignorado. En cambio, si logras conectar con tu público y generar empatía, seguramente resaltarías sobre la competencia.

Algunas acciones que puedes realizar para contribuir a la personalización son:

  • Utiliza el nombre de la persona
  • Muestra contenido relacionado a sus intereses
  • Envía ofertas acordes a su actividad
  • No inviertas en contactos que no abren o interactúan contigo
  • Expresa tu interés por ofrecerle lo mejor y pide su opinión
  • Adelantate a sus necesidades
  • Recopila información personal y utilizala para recompensarlos (ej. Descuento en su cumpleaños)

Todos estos tipos te ayudarán a fomentar el engagement con tu marca y potenciar las ventas.

Recupera tus carritos abandonados

A lo largo del proceso de compra, hay una gran cantidad de ventas que nunca se completan. En estos casos el cliente suele llenar su carrito pero no presiona el botón de comprar, y puede haber distintos motivos detrás de ello.

Para solucionar este problema puedes utilizar el email marketing, en especial la función de correos automatizados. Tu empresa puede rastrear a todos aquellos usuarios que hayan abandonado su carrito e implementar un sistema de contacto automático para cerrar el pedido.

Puedes recordarles de finalizar su compra mediante mensajes divertidos y con un tono amigable. Te recomendamos enviar un correo inicial unas horas después de detectar el carrito abandonado, y uno más dos días más tarde.

Si los mensajes amigables no funcionan, puedes incluir algún descuento u oferta por tiempo limitado para un mayor incentivo. Crear un sentido de urgencia es uno de los mecanismos más eficientes para generar ventas. Para hacerlo, establece un límite de tiempo (ej. 24 horas) de modo que generes en el cliente el “miedo” de perder una buena oferta y lo incites a actuar rápido para no hacerlo.

Incluye un Call To Action

Es importante recordarle a los clientes que existes y buscar formas creativas de mostrar tu presencia sin ser invasivo. Pero dentro de estos recordatorios es importante que siempre incluyas un CTA

A pesar de que encuentres la fórmula para un correo espectacular, no servirá de mucho si tus consumidores no saben qué acción tomar una vez que lo han leído. Para facilitar su proceso de compra deberás colocar un enlace o botón al final del correo que lleve al usuario a completar la acción que deseas.

Antes de decidir el CTA a incluir es importante que definas el objetivo de tu campaña de marketing, ya sea que quieras enfocarte en vender directamente en tu sitio web, en aumentar tus seguidores en redes sociales o hacer una investigación mediante encuesta. Tu acción deberá ser clara, simple y permitirle al usuario realizarla inmediatamente.

Mide tu desempeño

Finalmente, debes medir la efectividad de tu campaña de email marketing. Es decir, evaluar si está funcionando y aprender de tus errores y aciertos. Las 2 métricas más importantes son la tasa de apertura y tasa de conversión, así podrás saber el número de destinatarios que abrieron tu mail e interactuaron con el contenido.

La mejor forma de mejorar tus campañas es mediante pruebas conocidas como A/B testing. No hay una fórmula secreta para crear buenos correos, así que puedes construir diferentes versiones  y enviarlas en horarios distintos, con textos variados y distintos títulos.

Hacer estas pruebas te ayudará a determinar el modelo ideal para tu empresa, con el mayor nivel de aceptación por parte del cliente y el que te de mejores resultados de ventas.

¡Llegó la hora de implementar tus campañas!

Con todos los consejos que te hemos dado el día de hoy seguro que ya tienes una idea de cómo iniciar tu estrategia de email marketing. Comienza a ponerlos en práctica hoy mismo y cuéntanos cómo te va.

Últimos artículos

Recibe semanalmente
nuestro newsletter

Suscríbete

No pierdas más ventas. Dale orden a la lista infinita de chats en WhatsApp con Leadsales 🚀

X