BLOG

Técnicas de respiración para relajarme

¿Tienes la necesidad de relajarte? Hay veces que el cuerpo no está en condiciones. Es decir, puede haber problemas que generan estrés o ansiedad. Incluso puedes tener insomnio o problemas para dormir. Es completamente normal que a veces te puedas sentir así. El respirar es algo con lo que vivimos diariamente. Lo realizamos por inercia. Pero, cuando haces consciencia de tu respiración cambia la cosa. Te preguntarás ¿Existen técnicas de respiración para rejalarme? En esta publicación te mostramos las técnicas de respiración para relajarme.

Para empezar, ¿Qué son las técnicas de respiración? son una serie de pasos que te permiten respirar con cierto orden y sentido. Funcionan como una oportunidad para encontrarte mejor. Las técnicas de respiración son las mejores maneras para reducir cualquier estrés o ansiedad.

Las técnicas de respiración para relajarme tienen muchos beneficios. Ayudan al cuerpo a disminuir la presión arterial y su frecuencia cardíaca. Es decir, a relajarse profundamente. En cambio, cuando sientes estrés, el cuerpo libera hormonas que aumentan la presión arterial y elevan la frecuencia cardíaca.

Ahora bien, la meditación es un método que también ayuda a reducir estrés. Consigue la atención plena y se centra en el “aquí y ahora”. Aquí se utiliza la respiración profunda para calmar la mente. No existen reglas, simplemente concentrarte en tu respiración. Si tienes alguna duda sobre la meditación, te recomendamos nuestra publicación Meditación mindfulness para descansar.

Ahora sí, si tu duda fue ¿Cuáles son las técnicas de respiración para relajarme? Aquí te la respondemos.

Respiración abdominal o diafragmática

Empenzando con las técnicas de respiración para relajarme, primero debes de encontrar una posición en la que te sientas cómodo. Por ejemplo, puedes estar acostado boca arriba con tus manos en el abdomen. En esta técnica de respiración primero respiras profundamente tomando el aire por tu nariz. Mientras pasa esto, con tus manos en el abdomen, sientes como se hincha. Debes retener unos segundos en el aire. Después sientes como se van vaciando los pulmones. Una vez que hayas expulsado todo el aire, es cuando empieza la relajación.

Ojo, siempre estás consciente de tu respiración. Así, repítelo cuantas veces quieras hasta que consigas relajarte profundamente. Así también, puedes visualizar lo que quieras durante el proceso. Imágenes bonitas o que te hagan sentir mejor. Verás que todo es cuestión de práctica. Conforme pasa el tiempo será mucho más sencillo para ti el relajarte. También te recomendamos nuestra publicación 5 maneras de reducir el estrés. Te damos tips que te servirán mucho.

Respiración abdominal

Respiración alterna

Esta técnica se basa en la conexión que las fosas nasales tienen con los hemisferios y por tanto con la parte tanto simpática como parasimpática del cerebro. De modo que, respirar de manera alterna por cada fosa nasal ayuda a reducir ansiedad y estrés. Para empezar, como siempre encuentra un lugar cómodo para ti. Empieza respirando profundamente por las dos fosas nasales. Después, tapa con el pulgar derecho la fosa nasal derecha. Inhala únicamente por la fosa nasal izquierda. Después, tapa la fosa nasal izquierda y suelta el aire por la derecha. Te recomendamos que lo hagas de manera lenta, de 5 a 7 segundos. Después repites el mecanismo, pero a la inversa.

Respiración alterna

Respiración completa

Esta técnica de respiración para relajarme es una de las más eficaces para reducir estrés. Primero coloca una mano en el vientre y otra en el pecho. Cuando inhales, debes hacer que suba solamente la mano superior (pecho). Después retienes el aire unos segundos y exhalas por la boca. Repítelo 2 o 3 veces. Ahora repite el proceso, pero tu mano ahora la vas a colocar en el vientre. Esta es la que subirá cuando inhales el aire. Igual que la primera vez, retén el aire unos segundos y exhala por la boca. Ya que lo domines, debes de mezclar los dos pasos.

Cuando inhales, el aire debe de empezar a levantar la mano del vientre dilatando la zona de las costillas levantando la otra. El proceso debe de terminar levantando las clavículas, es cuando los pulmones están llenos. Mantén el aire unos segundos para después saques el aire de las clavículas, costillas y vientre al final. La zona alta es la última que se llena de aire y la primera que se vacía. Como puedes ver, el proceso es complejo pero efectivo.

Respiración completa

Si te surgió la duda , ¿Técnicas de respiración para relajarme? ¿Cúales son? , esperamos la hayamos resuelto. También te recomendamos practiques la meditación. En nuestra publicación tips de meditación para principiantes te damos algunas sugerencias si eres nuevo en todo esto de la meditación. Si tienes alguna duda, escríbenos y ¡a relajarse!

POST RELACIONADOS

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

Se está alzando ya la voz sobre el cuidado mental tanto para la vida profesional como personal y comenzar a tener más conciencia ante ello para rendir en el día, estar sano con uno mismo, encontrar un equilibrio. Bueno, ahorita no entraremos tanto a detalle, pero...

¡Suscríbete al Newsletter!

Comentarios

0 Comments