BLOG

Qué es la procrastinación y cómo evitarla

La procrastinación es básicamente posponer una tarea para después, y aunque seguramente esto te suena familiar y piensas que es algo que haces regularmente, es un poco más complicado que eso. Déjanos contarte un poquito más sobre qué es la procrastinación y cómo evitarla

Procrastinar es una decisión propia que no necesariamente nos lleva a la pérdida de productividad, si no que nos lleva a hacer otras tareas en remplazo a la que deberíamos estar haciendo. Por ejemplo, imagina que tienes que entregar un reporte en el trabajo, pero en lugar de eso te pones a organizar tu clóset y limpiar tu casa. No significa que estás desperdiciando tu tiempo, solo usándolo en la tarea equivocada.

La parte más extraña de este fenómeno es que en el momento estamos conscientes de que lo que estamos haciendo es una mala idea, pero aun así decidimos hacerlo. Parecería que no tiene sentido escoger voluntariamente una opción que tendrá consecuencias negativas en nuestra vida, pero en realidad hay varias explicaciones a esto. 

¿Por qué procrastinamos?

La procrastinación es causada por las emociones y no por la falta de disciplina o mala administración del tiempo, como se piensa comúnmente. Esto viene de una emoción negativa asociada a una tarea, que hacemos lo posible por evitar por todo el tiempo que sea posible hasta que sea inevitable realizarla.

Aunque no lo creas, es común percibir a nuestro “yo del futuro” como una persona ajena a ti, que podrá ocuparse de tus responsabilidades cuando llegue el momento. No estamos hablando de que la procrastinación sea una condición hereditaria ni un problema de carácter, si no que es la forma en la que evades sentimientos como ansiedad, aburrimiento o frustración a corto plazo. 

Este fenómeno usualmente viene acompañado de culpa, que tendemos a solucionar buscando una alternativa a la tarea que evitamos, es como decir “no hice lo que tenía que hacer, pero por lo menos hice algo”. ¿Suena familiar? Si es así entonces seguramente tu también eres lo que se conoce como procrastinador.

En este video podrás darte una idea cómo funciona la mente de los “masters” de la procrastinación…

¿Qué consecuencias tiene la procrastinación?

Al estar consciente de que estamos tomando malas decisiones, es común sentir grandes niveles de angustia, nervios, estrés y ansiedad. Estos sentimientos además de afectar nuestro día a día pueden tener un impacto significativo en nuestra salud mental, nuestra motivación, calidad de vida e incluso en nuestra salud física si permitimos que continúen a largo plazo, pero no es tan fácil salir de ahí.

La mayoría de los procrastinadores se encuentran en un circulo vicioso del que no pueden salir, ya que la satisfacción temporal de mantener su mente ocupada en otra actividad, hace que “disminuya” la gravedad del asunto o incluso que se interprete como una recompensa. Es como si le das un premio a tu perrito cada vez que te da la patita, eventualmente aprenderá que su acción lleva a una recompensa y lo hará de nuevo.

¿Cómo puedo dejar de procrastinar?

Así como podemos entrenar a nuestros perritos para que hagan o dejen de hacer algo, también podemos entrenar a nuestra mente. Lamentablemente no podemos ordenarle dejar de procrastinar, y aquí tampoco aplican los tips de hacer to-do lists o llevar un calendario personal (aunque si son muy útiles para organizar otras áreas de tu vida).

¿Entonces qué hacemos? El truco aquí es seguir recompensando a nuestro cerebro, pero de una mejor manera. En lugar de buscar recompensas que nos distraigan del objetivo, buscar aquellas que nos motiven a hacerlo.

Identifica tentaciones

Una vez que las identifiques, utiliza tu fuerza de voluntad para convertirlas en buenas recompensas. Debemos aprender a ignorar esa voz que nos dice “¿No sería mejor que comieras algo antes de trabajar?” y cambiarlo a “Cuando acabes de trabajar, comeremos una deliciosa pizza.”. 

Ignorar la voz de tu cabeza

Divide en partes tu tarea

Otra buena forma de vencer la procrastinación es dividir en partes la tarea que no queremos hacer. Ojo, no se vale repartirla en 16 partes y hacer mil actividades más entre cada descanso, si no que puedes dividir tu tiempo en 2 y así será más fácil sobrellevar el sentimiento negativo que te pueda causar. 

Administrar tu tiempo en partes

Evita el auto-consuelo

¿Qué significa esto? Significa evitar frases como “Veo 3 Tiktok’s más y sigo trabajando” o “No pasa nada si lo dejo para mañana”. Es importante dejar de alentarnos a fomentar este comportamiento o hacernos creer que todo estará bien por el momento. 

Evitar el auto-consuelo

Comunica tus decisiones

Esto te servirá como una especie de presión social, es decir, será más fácil comprometerte a una acción cuando alguien más está informado de ella y cumplir con tu palabra hacia ellos. Por ejemplo, decirle a tu jefe/a que tendrás listo el proyecto hoy a las 3pm o contarle a tu mamá de una importante entrega, te ayudará a aumentar tus probabilidades de completarlo, ya que seguramente te preguntarán por él o esperarán de ti los resultados que tu mismo prometiste.

Comunicar mis decisiones

Ahora si… preparados, listos, ¡a dejar de procrastinar! a menos que primero quieras limpiar toda tu casa y llamar a cada uno tus familiares repentinamente, tú decides.

POST RELACIONADOS

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

Se está alzando ya la voz sobre el cuidado mental tanto para la vida profesional como personal y comenzar a tener más conciencia ante ello para rendir en el día, estar sano con uno mismo, encontrar un equilibrio. Bueno, ahorita no entraremos tanto a detalle, pero...

¡Suscríbete al Newsletter!

Comentarios

0 Comments