Telegram vs WhatsApp vs Signal

20 enero, 2021, 0 Comments

Telegram vs WhatsApp vs Signal: ¿Cuál es mejor para tu privacidad?

Este mes, WhatsApp sorprendió a todos con el cambio de políticas de privacidad. La novedad radica en la permisión para compartir los metadatos de sus usuarios con la empresa madre, Facebook.  En nuestro artículo ¿Cuáles son los nuevos términos y condiciones de WhatsApp? te lo explicamos con detalle. ¿Pero es en realidad una buena idea abandonar WhatsApp? Bueno, pues como todo en la vida: depende. Acá hacemos una comparación de Telegram vs. WhatsApp e incluso vs. Signal para que tomes una decisión informada y conveniente para ti.

¿De qué hablamos aquí?

El preámbulo: ¿Quiénes están detrás de WhatsApp, Telegram y Signal?

WhatsApp: sabemos que WhatsApp fue adquirida por Facebook en el 2014 y que desde entonces se ha encontrado en una posición complicada en cuanto a establecer prioridades. Por un lado, WhatsApp ha tenido que posicionarse a favor de la privacidad y la seguridad de sus usuarios, prometiendo un servicio gratuito; por el otro, también ha tenido que defender su relación con Facebook. Las decisiones para hacer de WhatsApp una empresa rentable han desencadenado desacuerdos entre los creadores de la aplicación y Zuckerberg. No obstante, ha mantenido la gratuidad a sus usuarios en general y es líder en el mercado global.

Telegram: Pavel Durov, ahora multimillonario de origen ruso, es quien lleva la dirección de la empresa como CEO. Pavel, junto con su hermano, fundó Telegram en el 2013. Desde su lanzamiento han intentado colocarse como una plataforma que respeta la privacidad de sus usuarios.

Signal: probablemente apenas este 2021 te estés familiarizando con la aplicación. En el mismo año que Mark Zuckerberg adquiría WhatsApp, Signal sería fundada por Moxie Marlinspike, un ingeniero de software e investigador de seguridad, quien se posiciona con una visión crítica de su sector. Esto último se imprime en la constitución misma de Signal, que funciona como una organización sin ánimos de lucro. Hasta ahora se ha mantenido enteramente de donaciones. Luego, en 2018, Brian Acton invirtió 50 millones de dólares en la compañía para aumentar sus usuarios, conduciendo al desarrollo de una interfaz más amigable.

Primer round: Privacidad entre Telegram vs WhatsApp vs Signal

Quizás éste sea el asunto que más le importe al público y también el más truculento. Vámonos por partes.

Telegram se promociona como una aplicación “rápida, poderosa y segura” en sus palabras. Tiene algunas funciones que emulan hasta cierto punto actividades de redes sociales (más allá de la mensajería). Un ejemplo claro es el funcionamiento de grupos y canales. Los primeros son chats donde los participantes pueden establecer diálogo y compartir información, admiten hasta 200,000 miembros, administradores con distintas funciones y se pueden fijar mensajes importantes. En contraste, los canales no tienen un número límite de personas que se puedan suscribir y solamente los administradores pueden difundir información a través del canal.

En parte por su branding y en parte por la filosofía de sus creadores, Telegram se volvió la aplicación por excelencia entre disidentes y protestantes. Gracias al aparente anonimato y la facilidad para difundir información, también se popularizó entre extremistas y delincuentes.

Sucede que Telegram anuncia la encriptación en sus conversaciones. ¿Eso que significa? Que nadie que no sea parte de la conversación puede acceder al contenido de los mensajes. El detalle es que esta función no viene por defecto, sólo en los chats secretos. ¿Recuerdas los grupos y los canales? No están incluidos en dicha modalidad. A este respecto, Durov, el CEO de Telegram ha declarado que sería muy complicado acceder al contenido de las conversaciones de sus usuarios ya que habría que pedir permiso a distintas jurisdicciones para lograrlo. Sin embargo, en teoría es posible que lo hagan. La información de las conversaciones se guarda en sus servidores y ellos tienen las llaves para abrirlos. En cuanto al protocolo de encriptación, usan MTProto y es parcialmente opensource.

Ahora bien, cabe recordar que WhatsApp fue quien popularizó la encriptación end-to-end, por lo que ni siquiera WhatsApp podría acceder a la información en chats o llamadas realizadas en su aplicación. El protocolo de encriptación que usan es el mismo que el de Signal, sólo que WhatsApp mantiene su implementación patentada. A diferencia de Signal, cuyo código es opensource completamente. Y que sea así puede jugar a favor y en contra. Es decir, un código opensource está al acceso del público y puede ser analizado en busca de vulnerabilidades. Habrá quienes quiera mejorarlo, habrá quienes quiera aprovecharse de ello.

Es pertinente mencionar que si bien la encriptación funciona en los chats de ambas compañías (WhatsApp y Signal), esta función de seguridad ya no está disponible en los back ups de WhatsApp. Es decir, la información de los chats podría ser consultada si eliges guardar un respaldo de ellos. Por esta misma razón, Signal ni siquiera ofrece la opción de guardar un respaldo.

Segundo round: Recolección de datos entre Telegram vs WhatsApp vs Signal

Éste es el aspecto es el que ha causado confusión y ha sido retador para WhatsApp. Los metadatos son aquella información relacionada a tu cuenta y debería sólo funcionar para mostrar tendencias de comportamiento o de uso del servicio en una población general.

En ese sentido, los metadatos que WhatsApp recolecta, según lo mostrado en las Etiquetas de Privacidad de la App Store:

En contraste, las Etiquetas de privacidad para Telegram (izquierda) y Signal (derecha) lucen así:

Tercer round: Dispositivos entre Telegram vs WhatsApp vs Signal

WhatsApp ha tenido este detalle permanentemente. Es cierto que puedes acceder a su versión de escritorio, pero la aplicación per se no te permite hacerlo desde múltiples dispositivos y necesitas mantener conectado el celular. Afortunadamente hay alternativas que te ayudan con este inconveniente. En nuestro artículo ¿Cómo abrir WhatsApp Web desde múltiples computadoras?, te explicamos.

Por otro lado, tanto Telegram como Signal ofrecen versiones para dispositivos móviles como iPhone, iPad y Apple Watch (sólo Telegram), así como versión de escritorio. Particularmente con Telegram es posible acceder desde a una misma cuenta desde diferentes dispositivos simultáneamente.

Cuarto round: Base de usuarios entre Telegram vs WhatsApp vs Signal

Gran parte del valor de una plataforma de mensajería, sin importar la que sea, es la base de usuarios. Es decir, con cuántas personas te puedes comunicar a través de su servicio. Por el momento (y gracias al revuelo reciente con WhatsApp) Telegram ha alcanzado los 500 millones de usuarios activos en su plataforma.

En contraste, Signal, que había tenido un promedio de 50,000 descargas diarias el año pasado, tan sólo el 11 de enero de este año, recibió cerca de 1.3 millones de usuarios nuevos, de acuerdo con estimaciones de Apptopia. De este modo, tanto Telegram como Signal se han colocado entre las aplicaciones más populares en descargas en la App Store y la Play Store.

Primeros resultados en App Store al buscar “mensajería instantánea”.

Primeros resultados en Play Store al buscar “mensajería instantánea”.

Indudablemente, WhatsApp lleva las de ganar en este rubro. La aplicación cuenta con 2000 millones de usuarios activos en el mundo. Aún con la presente “fuga” de usuarios, nos atrevemos a pensar que WhatsApp seguirá siendo un jugador importante en mensajería instantánea.

Conclusión entre Telegram vs WhatsApp vs Signal

Probablemente la estrategia de WhatsApp para anunciar su cambio de políticas no fue la mejor. Seguramente pudieron elegir mejores palabras para hacerlo, pues para la mayoría de las personas sonó a “acepta los cambios o no podrás usar la aplicación.” En realidad, no se trata de un cambio drástico en comparación con las prácticas que ya venían realizando. Facebook es una empresa que recopila una cantidad enorme de datos y WhatsApp es parte de ese negocio.

Está claro que WhatsApp está buscando maneras de monetizar la aplicación, ya que, salvo por su versión Business, el servicio es gratuito. Dado el camino que la aplicación ha estado tomando, ¿podría convertirse en una plataforma enfocada a negocios?

La reacción del público le indica a WhatsApp y Facebook que las personas no quitan el dedo del renglón en materia de privacidad y que ellos tampoco deberían hacerlo.

En cualquier caso, es bueno saber que hay alternativas en el mercado, como ahora lo son Telegram y Signal, que pueden presentar una competencia real. Tener una variedad de opciones siempre es un mejor escenario, pero también lo es el contar con información oportuna y veraz para decidir críticamente.

En varios artículos encontrarás que los grandes beneficiados en estos días, tras el escándalo de WhatsApp, han sido Signal y Telegram. Nosotros creemos que los beneficiados deberían ser los usuarios y que ninguna empresa u organización debería perder eso de vista.

¿Quieres saber más?

Si quieres profundizar tu investigación y ganar mayor entendimiento de la situación, te recomendamos que leas a Zak Doffman, fundador y CEO de Digital Barriers (empresa que diseña soluciones avanzadas de vigilancia y defensa) y colaborador en la revista Forbes. Ha escrito una serie de artículos respecto al cambio de políticas de privacidad de WhatsApp aportando insights relevantes en la conversación. Síguelo en Twitter y LinkedIn.

También te recomendamos el artículo conjunto de Jack Nicas, Mike Isaac y Sheera Frenkel para el New York Times titulado Millions Flock to Telegram and Signal as Fears Grow Over Big Tech.

Si quieres saber más acerca de Signal, puedes consultar este par de piezas de periodismo investigativo en

  1. Vox: What is Signal, and why is everybody downloading it right now?
  2. The New Yorker: Taking Back Our Privacy.

Finalmente, recurre a los apartados de preguntas frecuentes y lee tanto los términos y condiciones como las políticas de privacidad de cada aplicación que quieras comparar.

Deja un comentario