¿Sabes qué es una aceleradora?

26 julio, 2021, 0 Comments

¿Sabes qué es una aceleradora?

Cuando los negocios se encuentran en las primeras etapas de operación, y no se tiene un plan, pueden marchar de manera intuitiva, por lo que pueden estar destinados al fracaso. Sin embargo, existen los programas de aceleración, los cuales ofrecen apoyo y tienen el objetivo de convertir las compañías en estables y autosuficientes. Pero, en sí ¿qué es una aceleradora?

¿Qué es una aceleradora?

¿Qué es una aceleradora?

La aceleradora es una entidad privada que se ha creado con el fin de apoyar a las denominadas empresas gacela. Éstas presentan tasas de crecimiento superiores al promedio del sector que pertenecen. Son las que más contribuyen al desarrollo de la economía y a la creación de empleos. Además, ofrecen productos o servicios innovadores que las distinguen en el mercado.

Estas compañías potencian el crecimiento mediante la inversión para que se consoliden. De igual manera, dan soporte de gestión y orientación de profesionales calificados para que pueda crecer y alcanzar otro nivel más rápido del que conseguiría sin ayuda. 

Para ello, la mayoría de las aceleradoras exigen que se tenga al menos un prototipo y atravesar un proceso selectivo donde se analiza el potencial del producto, el modelo de negocios y la composición del equipo.

Recursos del programa de aceleración

Las convocatorias para acceder a una aceleradora son muy competitivas ya que el rango de aceptación suele ser bajo (3% aproximadamente). Sin embargo, una vez aceptado, el programa tiene una duración de tres a doce meses y, si la empresa supera la selección, podrá obtener diversos beneficios:

  • Espacios físicos de coworking e incubación: El objetivo es trabajar con el equipo junto a los mentores de la aceleradora y otros emprendedores.
  • Mentorización del proyecto y formación: Un equipo de expertos (bussines angel), brinda apoyo para definir y validar el modelo de negocio de la Startup. Se ofrece formación y tutorización en aspectos para definir la idea de negocio, estrategias de marketing, tracción de usuarios y clientes, aspectos legales y desarrollo del producto. De igual manera, te instruyen para elaborar un plan financiero y lo presentan a los inversores.
  • Networking: Te permite acceder a una amplia red de eventos y contactos con expertos empresarios, potenciales clientes, inversores y personas del entorno con los que poder establecer sinergia.
  • Semilla (financiación inicial): En la mayoría de los programas se ofrece una inversión inicial y ésta puede ser a cambio de acciones en la empresa para desarrollar el proyecto y obtener rentabilidad en el futuro.
  • Demo Day: Las Startups deben graduarse al acabar la promoción, la cual puede durar entre 3 y 12 meses. Al final, los emprendedores le presentan el proyecto, los avances conseguidos y lo que se puede alcanzar si se obtiene la financiación que se necesita a los inversores.

¿Cuándo recurrir a una aceleradora?

La empresa tiene que ser consolidada, pero en estado inicial (entre 1 y 2 años). Se debe contar con un modelo mínimo de negocios y una versión básica del producto. En caso de sólo tener una idea, lo mejor es concentrarse en plasmarla en papel y construir un equipo de trabajo. Por otro lado, si el producto se encuentra en estado avanzado y/o comercializado, lo ideal es recurrir directamente a inversores mayores que podrán brindar un mayor aporte financiero para que la empresa crezca.

Es importante saber que las aceleradoras no ayudan a cualquier tipo de negocio, generalmente, están relacionadas con innovaciones y al uso de nuevas tecnologías, aunque se están ampliando hacía otros ámbitos.

¿Cómo aplicar a una aceleradora de negocios?

Los siguientes elementos en las Startups son algunos que las aceleradoras buscan:

  • Equipo: En inversiones de esta etapa el equipo es fundamental, además, que es importante contar con experiencia trabajando juntos previamente.
  • Mercado: Demostrar que se tiene el potencial para satisfacer el mercado actual, y prever cómo crecerá en los próximos años.
  • Visión: Tiene que estar alineada y enfocada para construir una empresa de la escala que busca la aceleradora.
  • Solución: Tener en cuenta que tu producto y modelo de negocio puede variar al termino del programa y es importante tener claro, cómo se generaran los ingresos.
  • Tracción: Si se realiza un buen trabajo en los elementos anteriores, se verá reflejado en este punto, demostrando el poder de ejecución que tienen como equipo.

Tipos de aceleradoras

Hay distintos lineamientos de trabajo, por lo que se distinguen varios programas dependiendo la institución que lo organiza y las Startups que acceden a ellos:

Enfoque de organización

Puede ser una entidad pública o privada, un grupo de inversores, una multinacional o incluso un grupo de empresarios. Así como hay una variedad de entidades y/o grupos, también los intereses son distintos; unas querrán obtener rentabilidad de su inversión, otras poner recursos públicos a disposición de los emprendedores u otras, una forma de innovar de su empresa.

Fase del proyecto

Hay programas que tienen una idea de negocio, otros que conseguirán sus primeros clientes y usuarios, y otros más, para aquellos que buscan una ronda de financiación superior para continuar creciendo. De ahí partirán las aceleradoras para crear un plan especial.

Sector de la startup y requisitos

Generalmente, los requisitos para ser admitido como startup es tener carácter innovador y normalmente tecnológico, presentar un modelo escalable y tener el objetivo de buscar la ronda de financiación. A este tipo de aceleradoras se les denomina verticales, ya que sólo trabajan con proyectos afines a un sector en concreto. 

Aportación económica

No todas las aceleradoras ofrecen financiación, pero quienes sí, lo hacen de diversos modos: a cambio de acciones de la empresa, mediante préstamo participativo, a modo de subvención o en especie a través de productos de otros partners, por ejemplo, licencias de software.

En la actualidad, la cantidad de emprendedores está creciendo, pero muchos de ellos no saben cómo continuar, como crecer y/o escalar a otros mercados. Este vacío lo pueden llenar las aceleradoras que brindan contactos fundamentales para tu empresa, talleres o cursos de desarrollo y te acompañan hasta llegar al financiamiento que necesitas para seguir creciendo.

Si te resultó útil el artículo, puedes aprender mucho más en nuestro blog.

Deja un comentario