BLOG

Cómo puedo hablar en público

Llegas a una junta muy dispuesto a escuchar y de pronto te piden que te encargues de la exposición. Seguramente has escuchado hablar del “pánico escénico” y es exactamente lo que sientes. Ahí te preguntas cómo puedo hablar en público.

Cómo puedo hablar en público

La situación que se presenta cuando tenemos que expresar nuestras ideas ante los demás puede ir desde un nerviosismo natural y controlable, hasta uno que nos impida desarrollar una idea.

Es cuando surgen muletillas como el “este”, “o sea” y muchas otras que distraen la atención de los oyentes. Sí, porque en lugar de concentrarse en lo que les decimos, solo notan las veces que repetimos una palabra o nos arreglamos el vestuario.

El hablar en público debe ser una de nuestras fortalezas, sin embargo, en especial en Latinoamérica, no sucede así.

El periodista Manuel Campo Vidal, en el video Todos necesitamos aprender a hablar en público, explica la importancia de saber contar una historia. De saber expresarte con pasión. Ya sea en una clase o en un negocio.

Indica que quien tiene pasión en lo que cuenta, generará más confianza en la persona.

En Latinoamérica como en España nos falta practicar más el hablar en público.

Otro aspecto que debes tomar en cuenta es el manejo de los silencios. Hay que aprender a utilizarlos. Solo recuerda que no se vuelvan tan largos que corten la conexión que ya has logrado establecer. Administra los silencios. Revisa dónde puedes detenerte para que las personas tengan oportunidad de pensar sobre lo que estás exponiendo.

Consejos sobre cómo puedo hablar en público

Entre los consejos que ofrece Adela De Castro, en su libro Comunicación oral Técnicas y estrategias, están:

1. Ve al punto. Ten ideas concretas.

2. Busca un tono adecuado. Audible no quiere decir arrullador.

3. Procura pensar antes en lo que vas a decir.

4. Haz un plan que te ayude a alcanzar lo que esperas lograr al concluir tu intervención oral.

5. Investiga el tipo de público que tendrás. Identifica a tus receptores. Cuáles son sus características. Educación, edad, nivel socioeconómico… También ten presente sus expectativas.

6. Sé conciso. No des rodeos.

7. Cuanto más sencillo es el discurso oral, más lo entienden los oyentes. 8. La naturalidad no exime de la elegancia. Lo sencillo no implica caer en la vulgaridad o en la simpleza.

Una buena habilidad comunicativa es fundamental en el ámbito laboral, y ello ha sido ampliamente estudiado en líderes y mandos intermedios, donde se ha observado que aquellos que tienen mejor oratoria son más capaces de conectar emocionalmente con las personas”, asegura Alfredo Rodríguez, profesor titular de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid.

Cómo puedo hablar en público y llamar su atención

El escritor Gabriel García Márquez enfatizaba la importancia de contar historias. De esta manera cuando hablas podrás atraer y retener la atención del público. Además, seguramente por mucho tiempo recordarán tu narración.

Otra manera de que la gente atienda tu exposición es la que indica Pau Forner autor del libro Dirige tu vida. En él enfatiza que puedes interpelar a la audiencia mediante preguntas. También puedes lograr este efecto cuando realizas una encuesta. Con esto tu público se sentirá parte de la presentación y tendrán entonces una actitud más constructiva.

¿Y qué hacemos con el miedo escénico?

Cómo puedo hablar en público si tengo miedo de hacerlo. Lo ideal sería que estuviéramos acostumbrados a hablar, sin embargo, esta no ha sido parte de nuestra formación, en especial en Latinoamérica y España. Por lo que tendremos que irlo desarrollando en el camino.

Por eso te recomiendo que siempre trates de hablar. Cuando pidan unas palabras, levanta la mano. Haz el ejercicio y aprovecha cada oportunidad de hablar en público.

Existen varias fórmulas para calmar nuestra sensación de intranquilidad.

Cuando nos enfrentamos a la situación de hablar en público lo más normal es estar algo nerviosos. La mejor manera de afrontar esa situación es reconocer esa sensación en lugar de tratar de ocultarla. Una vez que lo hacemos, podemos continuar.

Toma un momento antes de comenzar a hablar. Respira y expira varias veces hasta que logres estabilizar tu ritmo.

Hay quienes optan por dar un grito antes de iniciar. Por supuesto, ¡donde no te oiga tu audiencia!

Otra es utilizar la postura de poder antes de hablar. Antes de presentar esa propuesta tan importante. Amy Cuddy nos invita a que, con el lenguaje corporal, moldeemos nuestra identidad. Que nos creamos y actuemos con fortaleza al participar con nuestras opiniones. Que nos tomemos dos minutos antes de nuestra intervención y tomemos esa postura de poder (como la de la Mujer Maravilla) ¡Así, tal cual!

Elige tu postura de poder y prácticala dos minutos antes de hablar en público.

Tus ideas, tu voz, tu lenguaje, tus gestos y tu postura

Tiempo

Toma tu tiempo antes de esa cita o esa presentación donde hablarás.

Cómo puedo hablar en público: organiza tus ideas

Ten claro lo que quieres decir y tus objetivos.

Repite tu texto de manera que tengas claro cómo piensas comenzar. Luego precisa cuáles serán tus puntos por desarrollar. Y, finalmente, ¡tu conclusión! ¿Cómo planeas finalizar? Ese cierre del tema es fundamental para lograr tu propósito.

Tu voz

El tono de tu voz, la manera cómo te expresas, el ritmo y la fuerza con que te expreses es parte fundamental. Esto lo puedes revisar en nuestro artículo Tu voz: la herramienta para la negociación.

Postura y gestos

Por supuesto tu postura y tus gestos apoyarán tus palabras. Así que cuando practiques puedes verte en un espejo. También puedes grabar la sesión y observarte.

No leas

Si te apoyas en diapositivas ¡no las leas! Recuerda que son un apoyo, emplea poco texto e imágenes que te refieran lo que quieras exponer.

Conoce el lugar

Cuando te sea posible revisa el lugar donde llevarás a cabo tu presentación. De esa manera será un espacio conocido para ti. Podrás ver si cuentas con equipo de audio en el caso de un área grande, si tiene iluminación y otros apoyos que requieras.

Tu vestuario

Emplea ropa cómoda, acorde a lo que la gente espera de ti. Recuerda que la impresión que les des desde un principio te facilitará la recepción de tu mensaje.

Usa un atuendo con el que te sientas bien. Que no sea tan llamativo como para que distraiga la atención de las personas diferente a lo que les vas a decir.


Existen muchos consejos. Estos son algunos que considero te pueden ayudar. Me gustaría que me comentaras tus experiencias sobre este tema.

Cuando tengas que negociar puedes también revisar nuestro artículo sobre asertividad. Lo que nos compartas sobre cómo puedo hablar en público, nos ayudará a todos y seguramente podremos obtener el resultado que estamos buscando.

POST RELACIONADOS

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

5 pequeños consejos para tu salud mental diaria

Se está alzando ya la voz sobre el cuidado mental tanto para la vida profesional como personal y comenzar a tener más conciencia ante ello para rendir en el día, estar sano con uno mismo, encontrar un equilibrio. Bueno, ahorita no entraremos tanto a detalle, pero...

¡Suscríbete al Newsletter!

Comentarios

0 Comments