¿Cómo hacer tu CV en formato video?

26 julio, 2021, 0 Comments

¿Cómo hacer tu CV en formato video?

Desde que YouTube e Instagram encontraron su posición en el mercado, el contenido audiovisual evolucionó. En el auge de los videos, queremos ayudarte a responder la siguiente pregunta: ¿cómo hacer tu CV en formato video?

La explotación de estos formatos es reciente, por eso las empresas ahora se apoyan en las redes sociales y sus métodos para crear contenido. Date una vuelta tan sólo por YouTube. Regresa y cuéntanos qué viste: ¡Todo!, ¿no es cierto? Hay tutoriales, noticias, negocios, música. Parece que el mundo está ahí mismo. Y tú, con todo tu expertise, ¿no quieres formar parte de este mundo virtual con un impacto?

Cómo hacer tu CV en formato video

¿Para qué un CV en video?

Con tu videocurrículum, tu candidatura no pasará desapercibida. No sólo presentarás la carrera que estudiaste, cuántos idiomas hablas, si te gusta cocinar o la carpintería; darás una cara llamativa, iluminada por la confianza y tu carisma. Con estos atributos marcarás una enorme diferencia entre tu currículum lleno de vida y los otros que se apilan sin ser revisados.

Esas aptitudes, como el dominio de la cámara, iluminación y edición, se reflejarán con el entrevistador. No habrá nervios, sino pura seguridad en tu desempeño.

Está bien, me convencieron, pero ¿qué necesito?

Algo así debes estarte preguntando si llegaste a este párrafo. Ten en cuenta que todo lo que te hemos dicho aplica para cualquier profesión que aspires. Más que revelar la espontaneidad o seriedad de la que puedas dar cuenta, un videocurrículum te permite mostrar cuán creativo y comprometido eres.

Sin embargo, también demuestra tu conocimiento sobre la comunicación, el profesionalismo y el optimismo que en ese ambiente relajado de grabación florecerá al natural. Todos estos son requisitos de tu personalidad, la cual deberá adaptarse a situaciones distintas. Toma el ejemplo de este video y este video dirigido hacia… otras audiencias.

A continuación, te presentaremos algunos consejos y herramientas que puedes utilizar. ¡Hazte notar con tu CV en video!

¿Listos? ¡Luces, cámara, acción..!

Toma uno: ¡haz un guion!

Este paso es recomendado para cualquier grabación que quieras hacer. Pon tus ideas por escrito, acomódalas y dales cohesión. Ver sobre el papel o la pantalla lo que pretendes decir ayuda:

  1. Evitar la improvisación
  2. Para darte cuenta de tus errores y repeticiones: Por cierto, recuerda estructurar muy bien y resumir. No importa si escribes dos o veinte borradores: lo que nos importa es que quedes satisfecho. Ensáyalo, mide tu respiración y en un santiamén verás que tu voz y gestos son orgánicos. Reescribe lo que piensas decir sobre ti mismo: toma en cuenta que esta semblanza debe, al menos, cubrir una extensión mínima de tiempo. A lo mucho tres minutos. Lo breve atrae.

Toma dos: sé original

Al momento de contarle a tus posibles reclutadores, tienes que relatar tu trayectoria y formación. Tarea difícil, más no imposible. Según las plataformas que decidas utilizar para filmar y editar tu videocurrículum, descubrirás un sinnúmero de recursos de gran ayuda. Efectos especiales, filtros, texto superpuesto, etc. La gran innovación de un video está en cómo estos elementos se acoplan para crear algo sorprendente.

Intenta que esa unidad audiovisual embone con quien eres. Procura que tu imagen sea cuidada y que resalte por encima de toda la exageración que integres en tu grabación. Este punto deberá estar tanto en tu guion como en tu presentación. Si sobre la marcha se te ocurre algo, no dudes en incorporarlo.

Toma tres: claridad y concisión

No crean que escribir es una tarea tan sencilla. Es casi una paradoja: lograr que la lectura sea amena y fluida requiere trabajar una y otra vez. Parafraseando a José Emilio Pacheco, un texto nunca acaba de escribirse. Si en un momento crees que las ideas no fluyen y la idea no encuentra las palabras adecuadas, deja un poco tu texto. Y que respire.

Más tarde, en alguna plática o en tu Facebook perfilarás con mayor contundencia esa idea. Redondearla con el fin de que tu guion se siente, en su brevedad, tan claro como el agua. Eres tú, al final de cuentas, quien pretende darse a conocer. Tu imagen debe ser siempre sincera.

Toma cuatro: ¿y el equipo?

Tiempo atrás, muy complicado era conseguir una cámara profesional, un micrófono confiable y un programa digno, de calidad y económico. Con las plataformas para crear tu videocurrículum, tenemos Yovijob, Tu Video CV Online, Wideolean, VideoScribe, Renderforest, Sony Vegas, Adobe Premiere y muchos más. ¡Dales una oportunidad y trabaja con el de tu predilección!

Ahora todo mundo tiene un teléfono inteligente, con una buena cámara, incorporada con un micrófono. ¡No hay excusas! Faltaría un trípode para que tu cámara no se mueva. Encuentra la luz adecuada, y sería mejor un fondo liso. Tal vez una pared de un solo color o una sábana colgada. La aparición de otros objetos saturaría el campo de visión, ocasionando aversión.

Toma cinco: ¡Practica!

Ya que tienes tu guion, el equipo y el fondo, a ensayar. No importa que no te salga a la primera. Es normal. Si quieres memorizar el guion o no, depende de ti. Siempre puedes desplegarlo en una pantalla para saber qué sigue ahora, para no trabarte.

Antes de grabarte, es recomendable pedirle a algún conocido que te escuche. Relájate e intenta que no te gane la risa. “¿En qué puntos hay falla?, ¿dónde te trabas y dónde hablas con fluidez?” Todo esto te lo podría decir esta persona. Ensaya hasta que te satisfagan los resultados.

La práctica que sea necesaria disminuirá tus nervios ante la cámara y los entrevistadores. Por eso es importante ser sincero en el guion. ¡Sé tu mismo y tu lenguaje corporal no revelará inseguridad alguna! Recuerda: sólo hay una primera impresión.

Toma seis: ¡Arma tu video!

Una vez que tengas el video editado, recuerda anclar en la descripción del video enlaces a tus redes sociales. Tu LinkedIn, tu perfil de Face, tu Twitter… Sobre todo, súbelo en YouTube, porque es la plataforma audiovisual más socorrida. Pero al incorporar los enlaces das mayor confianza y la posibilidad de que los interesados indaguen más allá del CV grabado.

Toma siete: ¡Difúndete!

¡Vuélvete viral! Lo mejor es compartir tu videocurrículum en tus redes sociales y añadir el enlace a tu video en LinkedIn. Asegúrate de mantener el video como un respaldo a tu currículum escrito que, como el filmado, debe ser igualmente atractivo. Claro y breve, ofrecerás una imagen panorámica de quién eres.

Hay muchas plataformas donde puedes subir tu videocurrículum. Por ejemplo, en Yovijob, aparte de posibilitarte crear y editar tu video, puedes lanzar tu video para empezar a generar interés. Tu Video CV Online también ofrece las ventajas previas, a lo cual se agrega la presentación del reclutador en video. También esta Linkmyjob, muy parecida a las otras, donde aparece el Candidato del Día.

 

En conclusión

Tendrás a tu disposición un video (de entre minuto y medio y dos minutos) donde habrás de mostrar toda tu actitud y aptitud. Considera, como ya mencionamos, fortalecer tu candidatura con un currículum en video y escrito. Explota tu potencial y busca ejemplos en YouTube para inspirarte.

Para más información, revisa los siguientes sitios y date una vuelta por nuestro blog y canal de YouTube para conocer cómo aumentar suscriptores y cómo crear un perfil.

Deja un comentario