Beneficios de utilizar un CRM en tu empresa

2 julio, 2021, 0 Comments

Beneficios de utilizar un CRM en tu empresa

Quizás uno de los puntos más escabrosos en cualquier empresa naciente es la relación con el cliente. Este es el momento en el que te hablamos de un CRM, de sus ventajas y de cuán vital resulta en estos tiempos digitales. Hoy te compartimos 7 beneficios de utilizar un CRM en tu empresa, si bien convendría empezar por definirlo.

Si das clic en esta liga, encontrarás otra entrada de este mismo blog donde incluimos un breve video realizado por nuestro equipo, el cual define un CRM y te comparte las características principales de 7 CRM’s para PyMES.

Para entrar de lleno en nuestro tema, debes saber, que un CRM es un acrónimo que significa Costumer’s Relationship Management, y que en español sería, con una muy aproximada traducción, Administración de la relación con tu cliente. El fin de un CRM es gestionar cómo interactúas con el cliente de tu empresa. Tiene numerosas presentaciones, como indicamos en el video del enlace anterior, pero, en resumidas cuentas, un CRM les otorga seguimiento preciso y sistemático a tus clientes.

Quisiéramos añadir un breve paréntesis, porque el acrónimo suele confundirse con el ERP, que es todo un sistema de planeación: Enterprise Resource Planning. Digamos que tanto el ERP como el CRM son columnas vertebrales sin las cuales tu negocio crecería torcido, o al menos con muchas dificultades. En este enlace damos una visión más detallada sobre el asunto. Ambas son plataformas adecuadas para estas generaciones de la inmediatez.

Así, puesto que el ERP concentra la planeación minuciosa de tu empresa, la disposición de los recursos o del personal de planta, el CRM, por otra parte, marca el diálogo entre tu empresa y tus potenciales clientes o, como nos gusta llamarles, leads. Llegado este punto, podrías preguntarte: “bueno, ¿para qué tantos rodeos con este programa, si yo estoy a la perfección con mi agenda y me fío de mi memoria?”

Permítenos responderte con un caso hipotético: supongamos que realizas un contacto en frío con un cliente que, según tu criterio, requiere urgentemente tu producto o servicio. Todo sale bien, pero en este momento agarras al cliente sin un quinto o tal vez no está actualmente interesado en lo que le ofreces, pero le gustaría que le marcaras dentro de dos meses. Pasa el tiempo, llegan nuevos clientes, te atareas en los proyectos de tu empresa, y el día acordado pasa, has perdido un cliente y una gran oportunidad para tu empresa.

7 beneficios de utilizar un CRM en tu empresa

Siete beneficios de usar un CRM

El CRM facilita tu vida. Es una herramienta, claro está, y como toda herramienta hay que pulirla, mantenerla adecuadamente, pero, sobre todo, saber usarla.

Poner los puntos sobre las íes

De entrada, el CRM te proporciona un tablón o dashboard y un sinfín de opciones que, a primera vista, podría resultar abigarrado. Te aseguramos que no lo es. Un CRM puntualiza los problemas, lo que urge y ordena, cronológica y prioritariamente, las actividades de tu empresa. Pone los puntos sobre las íes: no hay malinterpretaciones ni ambigüedades.

Agilidad de tu negocio

Dejemos algo en claro: es más fácil hacer negocios con un mismo cliente que desarrollar clientes nuevos. Y toda empresa busca generar más con menos. ¿Cómo te ayudará un CRM con este objetivo? Dado que sin el cliente tu empresa se vendría abajo, hay que saber en qué momento contactarlo, con qué medios y pronosticar el tiempo y modo de respuesta. El CRM agiliza tu trato con tu cliente: modifica la temperatura de su contacto, y tu cliente va entrando, poco a poco, en tu círculo cálido.

No es tan complicado como parece

Con base en las cualidades que hemos mencionado, podrá no parecerte tan disparatado o exótico el CRM. Si le pensamos bien, cumple con la mayoría de las funciones que desempeñaba un asistente. En una base de datos concatena tarjetas de presentación, como un fichero; fija recordatorios e itinerarios, como una agenda; y, lo mejor de todo, es que está al alcance de un clic.

Presentación amable y total de tu empresa

En una sola pantalla despliegas todas tus relaciones con tus clientes: ves cuáles son las actividades prioritarias, cómo va tu agenda. El CRM genera reportes para que supervises la gestión de actividades de tu empresa. Con simples indicadores, el CRM da una visión panorámica del rendimiento que tu empresa sostiene. El CRM te ayuda a prospectar ordenadamente, sin que tu agenda se confunda. La información personal que vayas registrando en tu CRM te proporcionará oportunidades muy gratas de negocio, porque, al desplegar los perfiles de tus leads, intuirás mejor cómo acercarte a ellos. Incluso, el CRM visibiliza el proceso de venta.

Requiere compromiso y ofrece un aprendizaje productivo

A un CRM se le debe tratar con paciencia. No esperemos que funcione de la noche a la mañana; necesita compromiso, reeducación y voluntad por parte de todos los involucrados en tu empresa. Hay cursos y tutoriales que muestran cómo se usa un CRM. Compartir la experiencia y el aprendizaje disciplina a todo mundo: ahora, con el CRM, tu empresa prosperará e irá en la dirección correcta, con mayor rapidez y orden.

Optimiza cómo se mueve tu producto o servicio

En el pasado, al no haber ni tanta competencia ni productos, dado el monopolio común, el cliente debía resignarse a un solo precio, a un solo trato; en cuanto se abre el mercado, la competencia exige mayores habilidades con las empresas, esmerándose cada vez más con la venta de su producto. Al personalizar la relación con tu cliente, resulta anticuado usar cuadernos o empolvados ficheros: es aquí cuando un CRM aparece en escena.

No sólo tu producto se mueve a través de los puentes entre tus clientes y tu negocio: tu producto se vuelve competitivo, rejuvenece y encuentra su lugar en este mercado cambiante. Tú y tu empresa ya no son una opción más: son la opción.

Administrar el trato con el cliente

Hay que insistir que un CRM se aplica generalmente para un equipo. De ahí que el CRM evalúe y monitoree cómo tu equipo va cerrando tratos, cómo son las ventas y qué le hace falta a tu equipo para que rinda más frutos.

A modo de conclusión

En esta ocasión, te explicamos 7 beneficios de utilizar un CRM en tu empresa, pero, como hemos indicado, también necesita tratamiento correcto que logre una enorme diferencia entre tu negocio y otros. Al asimilar los beneficios de la tecnología, tu negocio se posicionará entre los primeros lugares, ya que en esta revolución digital aparece cada vez más obligatorio el software de procesamiento rápido y almacenamiento en la nube.

Ciertos sectores favorecen el CRM; otros lo ven más como un obstáculo que como una herramienta. Sin embargo, no todo está perdido, esa resistencia a la novedad sólo revela que el equipo concibe cierta relación con sus herramientas de trabajo que podría ser aprovechada con paciencia y determinación.

Esperamos que el artículo haya sido de tu agrado. No dudes en revisar los enlaces comentados, con el fin de que te des una idea más pormenorizada de los CR

Deja un comentario